ESCUELA PÚBLICA COMUNITARIA DE SANTIAGO

Edu no se vende

Santiago de Chile es un suelo que he pisado dos veces. La primera en el 2011 y ahora en el 2015 los vientos de EDUbicla me traen de vuelta. Esta vez tuve la fortuna de encontrar caras conocidas, amistades que habían estando en pausa y personas que brindaron y brindan, una vez más, solidaridad, risas y camaradería.

 A pesar de que en ésta parte del continente, las escuelas están de vacaciones, por ser verano, pude contactar un proyecto que generó toda mi atención y emoción por conocer. Aquí mis impresiones.

La “Escuela“ que era necesaria

 Cuando llegué a la calle y número marcado, lo primero que me recibió fue un letrero que decía: “La Educación NO se vende“. Era un letrero con fondo blanco y letras rojas que evocó inmediatamente en mí, sonrisas de complicidad. Este es el lugar, pensé.

 Diego, fue la persona que contacté para conocer el proyecto. Él estaba lavando la loza junto con un par de chicas que preparaban alimentos para un evento que tendrían por la noche. Presentaciones protocolarias , un par de preguntas sobre México y su situación ,fueron el requisito para iniciar el recorrido y la charla.

 La escuela está ubicada en un barrio central de la ciudad, un espacio donde también viven algunos profesores que al ser voluntarios, les ofrecen una vivienda. El recorrido duró muy poco, la escuela es pequeña, pero en cada rincón había imágenes y letreros que invitaban a la insubordinación, a la desobediencia educativa tradicional, al mismo sistema. Era la esencia de la escuela. Mi sonrisa seguía, era como una especie de aprobación de estar en el lugar correcto.

 El colectivo que fundó este espacio está formado por un grupo de jóvenes educadores, que materializaron sus sueños e inconformidades después de las protestas del 2011 en Chile. En esas protestas los estudiantes y la población chilena exigían la gratuidad en la educación (Chile es el país más caro para la educación superior en América Latina según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico). La idea central de esta escuela es que si el gobierno no puede brindar este derecho, la población puede realizar iniciativas para brindar una educación de calidad y de forma gratuita. Así nació la Escuela Pública Comunitaria de Santiago, animados por la indignación e impulsados por la necesidad de hacer algo.

IMG_4595 copyLas herramientas para avanzar

 No conocí a todos los del colectivo, solo algunos que coincidimos con la visita., pero en esos pocos, pude percibir una fuerte amistad. Parecían unidos por fuertes lazos. Después fue confirmado por Diego en la entrevista, “Todos somos amigos. Es un elemento importante para avanzar y conciliar“. También hizo énfasis en que nadie está por encima de nadie, todos son iguales e importantes. En las asambleas, un espacio primordial para la organización, se resuelve todo lo que se tiene que resolver, ahí todos tienen voz, todos participan, incluyendo a los alumnos. Estos espacios se generan dos veces por mes. “Lo único que lamentamos es cuando alguien del colectivo tiene que retirarse por falta de recursos“ comenta Diego, al referirse a que todos los involucrados en el proyecto deben contar con otro empleo que les dé para vivir, que genere dinero pues, porque en la Escuela no se gana nada, todo es voluntario.

 “En una ocasión intentamos, a falta de espacios adecuados en la escuela, tomar sin permiso una escuela abandonada, de esas que el gobierno tiene pero no utiliza. Fuimos echados por la autoridad“ me comparte al referirse al poco apoyo que tienen del gobierno, que dicho sea de paso, al menos desde mis lentes, tiene una economía más estable que muchos de sus países vecinos.

La construcción del sueño

El esquema de la Escuela Pública Comunitaria esta dividida en dos: Por la mañana asisten niños y adolescentes que no están matriculados en la educación formal, pero que asisten para prepararse para un examen que aplican para acreditar los niveles, según sea el caso. Las materias que imparten durante estas horas son las obligatorias por el sistema educativo Chileno, pero también, clases que forman parte del proceso y línea de la organización, como es el caso de las materias de filosofía , cooperativismo y autogestión. Estas últimas enfocadas para fomentar la autonomía y el racionamiento critico desde una perspectiva social.

Por la noche, los estudiantes son mayores de 18 años y asisten en un horario de 7:00 a 10:00, donde al igual que en la mañana, toman material obligadas por el estado, pero también talleres/clase de Administración, Comunicación, Autogestión y procesos educativos pedagógicos de la misma Escuela.

 Un dato interesante es que el gobierno Chileno, le provee a la escuela 5 dls. aproximadamente (ridículamente poco) por cada examen de nivel que aprueban los alumnos. Un monto tan bajo que sería imposible mantener con esos recursos una escuela que gasta en materiales, renta del inmueble, mobiliario y demás necesidades que genera el tener un espacio educativo. A esto, menciona Diego, se ven en la necesidad de organizar eventos sociales y charlas de distintos temas, para que el publico pueda aportar voluntariamente recursos para la manutención del proyecto.

IMG_4597

El Sueño que se convirtió en objetivos

 Cuando más y más personas tienen la intención de cambiar la sociedad en donde vivimos, al menos en algunas áreas, reconociendo que algo no está muy bien, por decirlo de alguna manera, deja de ser un sueño y empieza a construirse una nueva realidad. Quizá esa fue la sensación/enseñanza que percibí con el proyecto. La pregunta sobre la Utopía, que esta de cajón en el cuestionario, la respondieron con objetivos a corto, mediano y largo plazo. Algo nuevo para mí.

 Uno de ellos era ser reconocidos como escuela regular, ya que con esto, tendrían la oportunidad de acceder a sueldos para sus profesores, que actualmente lo realizan de manera voluntaria, que reparten con otro trabajo para poder vivir, es decir, remunerado. El otro objetivo, comenta Diego, es contar con un lugar estable para poder hacer educación, ya que tienen, actualmente, que resolvérselas mes con mes para poder pagar una renta en uno de los países más costos de América Latina.

A contra corriente

Siempre que visito una escuela que trata de fomentar en sus estudiantes el sentido crítico de su realidad, el dudar de las verdades aparentes que tienen nuestros sistemas, me pregunto ¿Cómo serán los individuos que crecen con esta formación?, ¿En qué espacios laborales o de vida se desenvolverán en su futuro?, ¿Cómo serán recibidos o percibidos?, ¿O si al final se terminarán adecuándose a lo tradicional?.

                 

edubicla

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.