Es posible una educación y un futuro diferente. Escuela Fundamor

¿Cómo encontraron Fundamor? Nos pregunta Luis Miguel al llegar a la fundación. Los hemos encontrado a través de una amiga Argentina, y después de una búsqueda por la red sobre sus actividades, le contesté. Aunque me hubiera encantado haberle dicho que fue muy fácil, que todos hablan sobre sus buenas acciones, en vez de platicarnos sobre la guerrilla que hay en el valle Colombiano.

“Una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruye, existen millones de caricias que construyen la vida“

Facundo Cabral

 

 La finca de Fundamor, está ubicada a unos 40 minutos en bicicleta, de la ciudad de Cali. Para llegar necesitas preguntar un par de veces a las personas que te encuentras debido a que los letreros ausentes de las calles y los números de indicación, son prácticamente inexistentes.

Fundamor fue creada por Guillermo y Virginia, una pareja de empresarios que preocupados por el creciente índice de personas con VIH, decidieron adecuar un espacio donde se les pudiera dar atención psicológica y alimentaria, debido a su condición de vulnerabilidad. Al pasar el tiempo, comenta Silvia, responsable de atendernos, la sorpresa fue que los mismos enfermos también llevaban a sus hijos, y empezaron a dejarlos en las instalaciones. Fue así, que se limitaron a atender únicamente a niños con este padecimiento.

“Al principio nuestra labor se limitaba a atender a estos niños en sus primeros 5 años, que era la esperanza de vida para ellos. Después nos empezamos a dar cuenta que los niños superaban ese índice, y fue ahí, donde nos preguntamos cuál era el camino para brindarles educación“

Una de las características más marcadas en las escuelas donde he estado, ha sido el tema de la seguridad y la distancia que construyen algunas escuelas en relación con su entorno. Este elemento, que también es latente en Colombia, permitió que las solicitudes que Fundamor hacía para continuar la educación de sus niños en las escuelas aledañas, fueran denegadas, por medio o desconocimiento de la enfermedad. Obligándolos a fundar el “Centro de Desarrollo infantil Semillas de Amor“ como respuesta educativa para los niños y niñas de la organización.

En el año 2012 Semillas de amor gana el premio ALAS BID*, al mejor Centro de Desarrollo Infantil Temprano, provocando que el gobierno Colombiano le proponga abrir sus puertas a la población de niños sin VIH de las comunidades aledañas. Dando como resultado que Fundamor atienda actualmente a 150 niños de las comunidades cercanas y 10 más que viven dentro de la fundación de manera gratuita con la ayuda del sector privado y con apoyo del gobierno.

La maestra Elizabeth es directora académica de este centro y la responsable, por fortuna de nosotros, de darnos el tour por sus espacios. Ella nos guía por las diferentes áreas de la escuela pero nos advierte que hemos llegado justo en el momento donde los niños duermen y que encontraremos mucho silencio.

MariposasEl departamento de psicología, odontología, comedor, cocina, trabajo social y administración, forman parte de un conjunto de espacios que están rodeando la Escuela semillas, que citando a Elizabeth, es un espacio que más que escuela es un hogar. Donde no existen salones de clases y donde los niños están en constante movimiento.

Espacios Significativos y Pertenencia

Al llegar al área donde están los niños, Elizabeth nos explica que cada grupo esta dividido por temas o proyectos. Estos son elegidos por los niños, padres y profesores al inicio del año y serán la base para desarrollar los aprendizajes y también, la manera de entrar a convivir con la naturaleza. Mariposas, Abejas, Ardillas y Lagartijas son los temas que eligieron y el nombre con el que los niños se identificarán durante todo el ciclo escolar.

Los espacios donde los niños transitan durante su estancia en Semillas, son un conjunto de salones “Espacios significativos“ pensados y dirigidos cada uno, con un objetivo particular y actividades que potencializarán los conocimientos y actitudes de los niños.

“No queremos tener a los niños sentados, calladitos… Queremos a los niños en movimiento, jugando, explorando…“

 

Salon del silencio El salón de pensadores, es un lugar destinado a la escucha de cuentos, reflexiones sobre temas de la naturaleza, moralejas y todo donde se necesite un trabajo reflexivo. Claro que mi primer pensamiento, fue que los niños de esa edad difícilmente se quedarían quietos a reflexionar, pero bastaba con estar unos minutos en el salón para darte cuenta que eran capaces de realizar reflexiones e interactuar con el tema que la maestra abordaba.

 Salón de malabares, Salón de constructores, Mi mundo mágico, Mentes creativas y explorando la ciencia, son las áreas que conforman el modelo que Semillas ha decidido llevar a cabo en sus instalaciones y donde se respira un ambiente de paz y tranquilidad, pero sobre todo una escuela pensada para los niños y no para los adultos y desde los adultos.

 Al llegar a la parte abierta del recinto, una zona de 3 hectáreas aproximadamente y donde el verde es predominante, nos guían a la Casa del Silencio, una construcción de bambú y elemento de madera donde según nos comentan, es una de las zonas más importantes para el desarrollo de los niños, debido a que es donde los profesores llevan de manera regular a sus alumnos, para realizar meditación, relajación, donde se resuelven los conflictos que se presentaron, llevan a cabo obras de teatro y donde también se les da masaje de relajación y expresión de sentimientos, según sea el caso. Comenta Elizabeth.

 Salon creativoOtros espacios que están en el área abierta, son la casa de la alegría, laberinto natural y el parque infantil, que al igual que las demás áreas están destinadas a cumplir una tarea específica.

“Nuestra metodología es una mezcla de Waldorf, Metodología en Proyectos y Metodología de Cerebro integral. No buscamos encasillarnos, sino que nuestra intención es tomar lo que para nosotros es importante de cada una, adaptándola a nuestro contexto“

 

Durante el recorrido nos presentaron a Camilo. Un adolescente que ha vivido en Fundamor desde que estaba pequeño y que ahora sueña con ser futbolista. Estuvimos compartiendo los alimentos con él y charlando sobre el futuro, La bicicleta, el fútbol y los sueños que tiene. Él sin saberlo demostraba en cada línea de sus palabras la verdadera esencia de Fundamor. Después de su encuentro, omití de mi batería de preguntas, la que pedía describieran como era un niño egresado de su escuela. Estaba claro.

No tuvimos la oportunidad de conocer a un adolescente más, que al igual que Camilo había crecido en Fundamor y que 15 días a tras se había graduado de una carrera técnica. Su ausencia de debía a los arreglos de la etapa siguiente de su educación.

Semillas es quizá el ejemplo de que “sí es posible“ una educación diferente, una que no pretende responder a intereses económicos ni a egoísmos de estructuras. Ellos demuestran cada día que no es fácil luchar contra una enfermedad tan letal como es el VIH, luchan porque la población aledaña a sus instalaciones y de posibilidades económicas bajas, cuenten con una educación de calidad a costos casi nulos, luchan por que la vida no se apague y que las probabilidades sean más de las que se esperan, luchan por llevar esperanza, pero también, por encontrar cómplices, de esos que pueden hacer mas llevadera la carga.

laberintoProyecto Mandivá

Después de la entrevista con Elizabeth, compartir alimentos con Camilo, conocer a personas tan comprometidas con el proyecto y conocer a los niños despiertos. Tuvimos la fortuna de conocer al fundador, el Sr. Guillermo. Coincidíamos “coincidentemente“ con él. Nada es coincidencia articula en vos baja, sonriendo y con mirada hacia el frente. Rápidamente nos preguntó el por qué nos íbamos tan rápido, y después de las presentaciones obligadas, resulto que otro proyecto llamado Eco-aldea Mandivá estaba dentro de nuestra ruta al sur y teníamos la invitación de conocerlo.

Es una extensión de Semillas, dice el Sr. Guillermo, creemos que es importante poder llevar nuestro proyecto a otros sectores. El tema es construir un espacio donde por medio de talleres, podamos intentar cambiar la realidad de muchos niños, jóvenes y adultos de Mandivá. Una zona víctima de la guerrilla, poco flujo de dinero y problemáticas sociales.

Nuestra llegada a Mandivá fue rápida, nos ofrecieron un espacio donde descansar y al día siguiente estábamos listos para formar parte de un evento de inauguración de un área de la Eco-aldea, como invitados peregrinos.

ExplicaciónLos talleres impartidos en Mandivá son tan diversos que no alcanzaría este artículo para explicarlos todos. Van desde Agricultura orgánica y preservación de semillas, como clases de pintura y emprendurismo para jóvenes, talleres de cocina para señoras y un salón de música, expresión corporal, etc.

Siempre que termino una entrada para este proyecto, existen preguntas que siempre vuelan alrededor de mi cabeza, siempre las mismas. Sin el ánimo de ser repetitivo en cada escrito, se las comparto: ¿La relación calidad y precio en la educación deberá ser una constante?, ¿por qué si instituciones como semillas puede brindar educación de calidad a un casi nulo costo para sus familiar, es imposible para el gobierno con tantos recursos?, ¿En las escuelas alternativas y tradicionales, estamos dando respuesta a las necesidades de los niños… o de los adultos que laboramos y creemos que es lo más adecuado?, ¿Cuándo dejará de ser la educación un negocio tan lucrativo, y caminar de la mano con la mala calidad de la educación gratuita?

 Es de suma importancia ver con otras exigencias la educación, necesitamos dejar de pensar en las necesidades de la sociedad, del sistema, y voltear  a ver las necesidades del niño, del joven, de la persona. Educar para construir estructuras saludables en sus emociones y sentimientos, y no como futuros generadores de progreso y divisas.

*Los Premios ALAS-BID reconocen el trabajo de instituciones educativas y personas de América Latina y el Caribe que se dedican a mejorar las vidas y los aprendizajes de los niños y niñas más pequeños, incluso en circunstancias difíciles.

edubicla

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.