SEMILLAS DE LUZ, un rinconcito en Chiapas donde experimentar con el juego, la creatividad y el aprendizaje son un trabajo cotidiano

IMG_1681En la primer semana de mi estancia en San Cristóbal de las Casas, Chiapas. Conocí a Licha, una mujer de mediana estatura y de no más de 35 años, apasionada de las marionetas. Pasión que comparte con su esposo Jorge y su hija Valeria. Ambos colaboradores en el Centro Cultural de San Cristóbal.

Al conversar con ellos, me comentan sobre la educación que han elegido para su hija en San Cristóbal y lo contentos que están con la escuela y con el modelo que ahí llevan.

Sin esperar más, concerté una cita para conocer la escuela y también para apoyarlos durante la clase de “creatividad“ que ellos mismos ofrecen en la institución

El arte de instruir y de educar comienza comprendiendo a los niños y prosigue luego haciéndose comprender por ellos e interesándose.

Octavi Fullat Genís

Después de 10 minutos en carro del centro de San Cristóbal, llegamos a la escuela. Licha nos señala una finca estilo colonial color blanco con azul diciendo: “Hemos llegado“. Al ingresar, un grupo de niños no mayor a 10, nos reciben con expectación y nos guían al salón de la “Serpiente“. Nombre puesto por un dibujo de serpiente que atraviesa todo el salón.

IMG_1658El espacio cuenta con mesas y sillas de colores llamativos y una serié de repisas de madera donde colocan un sin fin de material didáctico, pinturas, libros, periódicos… Valeria nos explica que es el salón de la creatividad y que es donde sus papás dan la clase.

 Antes de iniciar, Jorge comenta que el día de hoy tendrán visitantes en su escuela y que vienen a conocerlos. Inmediatamente una española y yo, que éramos los visitantes, nos presentamos diciendo nuestro nombre, lugar de procedencia y las razones por las cuales estábamos ahí. Lala es una española que al igual que yo estaba interesada en conocer el centro educativo.

 IMG_1670Los primeros en presentarse fueron IQ y Nahuel, niños mexicanos de padres extranjeros que viajan por muchos lugares y que por trabajo o proyectos, se quedan en San Cristobal por una temporada o por largos periodos. Situación que comparten la mayoría de los niños de la escuela.

 Semillas de Luz fue fundada hace 10 años por un colectivo llamado YIRTRAK. Familias que preocupados por la educación de sus hijos, la permacultura y la vida sustentable, deciden fundar un centro donde pudieran formar niños sensibles, conectados con sus emociones, el medio ambiente y donde ellos fueran participes de su proceso.

 IMG_1684El centro es manejado por los mismos padres de familia, que por medio de una asamblea deciden el caminar de la escuela. Quien lleve la parte administrativa, quien pueda ser profesor, quién pueda darle mantenimiento, talleres, entre otros servicios que requiera la escuela. Haciendo del proceso educativo de sus hijos un trabajo donde todos participan.

 Las actividades en el centro Semillas de luz, dan inicio con las tareas de “Comisiones“. Por salones trabajan en la Huerta orgánica, donde cultivan: Zanahoria, rábano, lechuga, acelga y cilantro. Otro salón realiza la comisión de reciclado donde los niños ordenan y clasifican los residuos que genera el centro y también de las campañas que hacen en casa. Por ultimo esta la comisión de Limpieza que los niños de otro salón realizan en áreas comunes, dejando el espacio ordenado y limpio. Estas comisiones tienen la finalidad de proveer de pertenencia a su escuela, apropiándose de los espacios y trabajar colaborativamente. Comenta Laura, responsable del centro educativo.

 IMG_1668Al termino de las comisiones, los niños entran a talleres, que previamente los acompañantes (Profesores) y alumnos decidieron, según su proceso y edades. Estos talleres, vigentes al día de mi visita, son: Yoga para niños, carpintería, música, teatro, inglés, creatividad y artes. Estos talleres son impartidos por padre de familia que pueda según su profesión pueda brindar la clase, de lo contrario se contrata a un acompañante que lo pueda brindar. En ambos casos el curso es remunerado de igual manera.

 IMG_1713Los conocimientos académicos que los niños llevan en semillas y apegados al programa oficial, son llevados acabo por medio de proyectos, el cual es un sistema donde por equipos multigrado y guiados por su acompañante, desarrollan temas de matemáticas, español, lectura, ciencias y medio ambiente. Laura nos comenta que el único requisito que se tiene es que los proyectos deberán ser vivenciales y apegados a la realidad de los niños.

“La escuela tiene que ser un banco de experimentación, una apertura de posibilidades totales.”

Helen Flix

 IMG_1663Un elemento importante en nuestro modelo, comenta Laura, son las asambleas. Estas se llevan a cabo todos los miércoles y participan todos los alumnos y acompañantes del centro. En esta actividad se ponen en la mesa de dialogo, todas las actividades venideras, las situaciones que necesiten resolverse y las propuestas de nuevas actividades que nos conciernan a todos.

 Así mismo, existe la asamblea del equipo de profesores y directivos, que se lleva a cabo un día en la semana, después de clases  y bajo el mismo esquema de las asambleas generales.

 Al estar platicando con Natalia y Laura en una de las áreas comunes, niños y jóvenes se apropiaban del espacio, convirtiendo el patio, en cuarteles secretos, estaciones de policía y naves espaciales según el lugar y los recursos materiales que tenían a su alcance. Al preguntarles sobre el papel que tiene el juego libre en su modelo pedagógico, su respuesta fue directa.

 IMG_1708“Es un espacio fundamental, es ahí donde proponen y resuelven. Un momento de compartir sus ideas, aprendiendo a generar en colectivo. Por lo tanto muy importante“

 Mi reflexión es que la creatividad y resolución de problemas que pude observar en Semillas de Luz, es sin duda el resultado de un modelo de aprendizaje que trabaja en potenciar al niño como persona y como colectivo. Propiciando una buena convivencia entre ellos y haciéndolos participes de sus propios aprendizajes.

 El conocer nuevas formas de aprendizaje o escuelas basadas en plataformas diferentes a la que he trabajado o en las que me he formado, me hace preguntarme ¿Qué necesidades de la sociedad tiene que dar respuesta la educación? Y si la respuesta es a formar mejores hombres y mujeres, con pensamiento crítico, capaces de colaborar con los otros en busca de la mejor solución para todos, Al menos es la respuesta que yo daría, ¿Estaremos trabajando para hacerlo? ¿Será que las necesidades con las que se formo la educación hace años, son las mismas de hoy? Y si no es así, ¿Qué esperamos para adecuarla?

     

Leer más

Estudiar viviendo y aprender haciendo. Visión Adventista sobre la educación

Antes de iniciar el ascenso por la verde pero retadora Selva Negra Chiapaneca, conocimos y comimos con la Sra. Chepina. Una mujer de alrededor de 55 años con una mirada cansada y con un andar tan rápido que el tiempo no es suficiente para terminar las tareas del negocio, madre de tres hijos, uno de ellos con discapacidad, abuela y de hija de la Sra. Lupita, que meses atrás la habían convertido en tatarabuela.

Los grandes paisajes y el clima agradable, fueron el soporte para resistir más de 3,000 metros de trepadas, con un trazo, que pareciera haber sido hecho por un niño de 3 años jugando a dibujar un camino, y sin la menor consideración o idea, de que podrían, algún día, ser transitada por bicicletas.


  20150404_142836 copia

Si hay algo que ennoblezca a la juventud, es el miramiento y el respeto al otro y a los otros

Anónimo

Cuando por fin la subida se transformo en bajada y el bosque empezaba a ganar terreno, dos letrero verdes con un tamaño considerable, anunciaban nuestro destino: “Bienvenidos a La Yerbabuena“ y “Universidad Linda Vista“ decían respectivamente.

La Yerbabuena es una institución dedicada a la preparación de alumnos que estén interesados en aprender técnicas de medicina alternativa por medio de un curso/internado, donde sus lecciones son en un 80% practica y deberán de vivir en el centro durante su aleccionamiento.20150404_142844 copia

Conocimos La Universidad Linda Vista con la guía de Darwin, un pastor joven de no más de 30 años, con un andar calmado y con una paciencia en sus palabras que inmediatamente da confianza. Él nos comenta que es una escuela mixta que atiende desde nivel preescolar hasta posgrado y que se maneja bajo la filosofía ADVENTISTA, sin embargo, cualquier persona puede solicitar estudiar en ella, siempre y cuando respete y haga las actividades que se llevan acabo en la Universidad. Comenta Darwin.

 IMG_20140313_175532

Fue fundada por ahí de los años 40 con el nivel de primaria bajo la idea de formar jóvenes comprometidos con su espiritualidad, con bases éticas y morales solidas.

Al ingresar en sus instalaciones, su belleza natural y sus edificaciones rodeadas por abundantes líneas de árboles de gran altura, son lo primero que llama la atención. Al entrar, al menos por el lado donde lo hicimos, se encuentran los dormitorios de varones. Una construcción de dos pisos, donde viven y conviven alumnos de Secundaria y Preparatoria en una sección y Universidad en otra (Preescolar y Primaria son externos). La recepción del edificio es elegante y una pizarra con el calendario de actividades recreacionales, separan a todos los estudiantes en grupos con los nombres de Alfa, Beta, Zeta y demás denominaciones, con el fin de contar con actividades de relación entre estos grupos, que al bajar de su dormitorio revisan una y otra vez.

20150504_073410Tanto a mi, como a Irene, amiga que me acompaño durante este recorrido, tuvimos la sensación de que en esta escuela el concepto de colectividad y de nosotros, es más fuerte que la individualidad que se promueve en otras escuelas. A pesar de que están separados hombres y mujeres y también por edades, siempre coinciden en actividades, colectivos, talleres. 

Al acudir a las aulas, dos alumnas con caras de preocupación corren por el pasillo para no llegar tarde a la primera clase. Todas las clases dan inicio con un cántico de alabanza, para posteriormente empezar a trabajar en la materia asiganada. Esto se repite con cada materia en todos los niveles de educación.

20150323_113041Debido a que los alumnos viven y se forman dentro de la Universidad, su programa está diseñado para que los alumnos se fortalezcan en cada actividad que ellos realicen, por ello, a la par de sus clases académicas, existen los grupos de convivencia,  liderado por un pastor experto en sobrevivencia en el bosque, dinámicas grupales, actividades recreativas y enseñanza espiritual. Siendo estos conocimientos la base para la elaboración de los programas hechos bajo el consenso de la mayoría y donde convergen alumnos de distintos niveles educativos.

Así también, existe una tercera linea de actividades donde los alumnos  deben inscribirse a una sección Titulada Vida Util, la cual ofrece los oficios de: Ganadería, Panadería, Herrería, Lavandería, Carpintería, Huerto Orgánico, Granja, Imprenta, Producción de Miel y Cocina. Explican que estos talleres fueron creados para fomentar una actitud de servicio y moldear el carácter. Estas actividades son parte fundamental de su modelo educativo y lo replican en todas las universidades Adventistas del mundo. Así mismo también comentan que su intención es la sustentabilidad de la Universidad.

20150504_075047

Todos los productos que se elaboran en estas áreas, son utilizados para el día a día de la Escuela. Insumos para el comedor, Muebles necesarios para los salones u oficinas, aseo para las habitaciones, elaboración de manuales que se requieren para las clases, revistas estudiantiles, entre muchos otros productos y subproductos que sus procesos requiere.

Los productos que por su cantidad no son utilizados en la escuela, son comercializados de manera externa para la generación de fondos de los mismos talleres.

Recapitulando las actividades del centro y su proyecto educativo, los alumnos cuentan con tres áreas importantes de su formación, la Parte Académica, la grupal de convivencia y espiritualidad y Vida Util.

Un aspecto muy importante y del cual quedamos muy sorprendidos es que todos los alimentos que se consumen dentro de la escuela son Lacto-vegetarianos, es decir, consumen únicamente lácteos y productos cosechados por ellos mismos en su huerto. Tuvimos la oportunidad de comer con ellos durante dos días y podemos asegurar que son muy ricos y saludables.

20150504_075544 copiaAl platicar y convivir con estudiantes tanto de la Yerbabuena, como de Linda Vista, tengo la plena seguridad de que algo, no sé qué, esta funcionando en su formación, en su modelo educativo. Su inquebrantable fortaleza, su sonrisa sincera, la amabilidad que transmiten en su rostro y en su andar, su compromiso de ayudar a cualquiera que lo solicite y la forma en la que nos recibieron, me hace creer que para reformular la manera de ver la educación, será necesario voltear a ver al menos un poquito, el cómo lo están haciendo los Adventistas.

Al caminar por la Universidad, nos dimos cuenta que gran parte del personal que labora en la institución, también viven dentro de ella.  Al pasar junto a nosotros, o nosotros junto a ellos, recibíamos siempre un cordial saludo y una respectiva sonrisa. ¿Será que serán muy confiados? lo escribo porque en otras instituciones que he visitado hasta ahora, siempre recibo un “Le puedo ayudar en algo“ “Viene con alguien de la escuela““Si gusta puede esperar en la oficina, pero no puede estar en está área“.

20150504_080308 copiaTermino este post con algunas reflexiones y preguntas. Estando sentado en un café, donde será mi morada durante unos días, un audio de Eduardo Galeano en una estación de radio insurgente, acá en Chiapas, trasmite diciendo, que la primera expresión que el ser humano hace al nacer, es el abrazo. Después algo pasa.

¿Qué elementos adicionar a la educación para fomentar la convivencia con el otro, esa convivencia real y basada en el respeto? ¿Cómo romper el yo para convertirlo en nosotros? ¿Qué elementos podríamos adecuar en la educación laica y tradicional, del modelo Adventista? ¿La espiritualidad en la educación será un elemento a considerar en estos tiempos y en estas generaciones?

Leer más

Arte y movimiento, partes esenciales de la Comunidad Educativa Lîlâ

“Recibir a los niños con reverencia, educarlos con amor, déjalos caminar con libertad“
Rudolf Steiner


Después de algunos kilómetros en subida y de revisar constantemente el mapa, llegué a Juriquillas, municipio de Querétaro, que antes fuera considerado un pueblo a las afueras de esta ciudad.

    A mi llegada, me recibe Claudia, directora y responsable de la escuela, así como la maestra Concepción, que al teléfono trataba de resolver un problema de luz en las instalaciones.

 Al entrar al recinto, lo primero que se percibe es un toque hogareño y cálido. Al centro, un jardín con alumnos tomando clases de malabares. Un brincolín para volteretas en uno de sus lados y salones construidos con madera y estructura metálica, bordean el terreno. Me explica Claudia que su filosofía esta basada en la pedagogía Waldorf, donde sus principales pilares son, la inteligencia emocional, el movimiento, el arte y el pensamiento creativo. Los niveles que tienen en el centro son de Preescolar o inicial hasta Secundaria.

 Los inicios de esta escuela, son motivados por estas mismas maestras, que al trabajar en la educación convencional, se dan cuenta que el sistema educativo estaba haciendo que los alumnos perdieran el interés en la educación. Según la maestra Claudia, sentía que el sistema estaba aplastando la voluntad de los alumnos. Fue entonces cuando ellas deciden aventurarse en la creación de una escuela bajo una pedagogía que fuera más integral y humana.

 En el recorrido por la escuela, Claudia me presenta con los alumnos y maestros del centro diciendo: «Les presento a Enrique, él viaja en bicicleta hasta Argentina y vino a conocernos y a estar un rato con nosotros« debo confesar que el recibimiento de los alumnos fue muy motivador y de gran ayuda al nerviosismo de la primer visita.

Durante el camino por los salones, me llaman la atención dos cosas, la primera es la escucha con la que los alumnos atienden las indicaciones y/o actividad de su profesor, y también, que todos los salones cuentan con material según su grado y nivel de complejidad, sin embargo el común es que todos son hechos de materiales orgánicos, es decir, provenientes de un entorno natural.

IMG_1218

 Al platicar con las profesoras, ellas me comentan que los alumnos que forman parte de esta escuela, son en su mayoría hijos de padres exitosos en el modelo tradicional de aprendizaje y que muchos de ellos trabajan como profesores o representantes de la Educación tradicional, sin embargo, han decidido apostarle a un sistema diferente.

 La espiritualidad, el juego y el movimiento, así como el amor al entorno y al formar parte de él, son tan solo unas cualidades que pude percibir durante mi corta estancia en Lîlâ. Los alumnos de preescolar por ejemplo, no tienen contenidos académicos preestablecidos, existe un programa, sin embargo, los niños hacen caminatas de exploración por los jardines alrededor de la escuela y al llegar inician el juego libre, que es ahí, justo ahí, donde pude apreciar el verdadero aprendizaje.

Don Pueblito, es un personaje emblemático para los niños, explica la maestra Concepción, al referirse a un vecino de la comunidad que se dedica a cultivar maíz y que en muchas ocasiones ha enseñado a los niños a cultivar y a preparar los alimentos que cosechan. Es así, explica ella, que nuestros niños interactúan con su entorno y con su gente, evitando aislarlos de lo que los rodea.

“Cultivamos la reverencia para si mismos y para el entorno“

IMG_1221

Otro aspecto que capto mi atención, es el compromiso de los profesores hacia con sus alumnos, ya que en esta pedagogía, ellos deberán estar con sus estudiantes durante toda la primaria y secundaria, formando vínculos sólidos y de entera confianza entre ellos y también con sus familias. Cabe mencionar que tienen herramientas muy claras, para la solución de conflicto o dificultad en caso que se presenten.

Diego, un joven profesor de 1er grado, con 25 años y de recién ingreso, describe esta pedagogía como una experiencia muy enriquecedora, que a pesar del compromiso que esta labor implica, esta contento y convencido de formar parte del proyecto, que hasta ahora, le ha proporcionado gratas experiencias.

IMG_1222

Al llegar la hora de salida, los alumnos junto con su profesor@, hacen un pequeño “verso“ para despedirse y agradecer la labor del día. Junto a ellos trate de formar parte. Antes de partir los alumnos me despidieron deseándome un buen viaje y con el compromiso de que algún día harán el mismo recorrido.

Ya listo para partir, después de agradecer todas las atenciones y compartir un plato de sopa con todos los profesores, me despido con la sensación de que a pesar de que sigue existiendo anonimato en este tipo de centros educativos, el ambiente y las sensaciones que experimenté, son sin duda muy diferentes al sistema tradicional y que se deberían conocer y potenciar, para juntos enriquecer la educación.

Posted in La investigación

Leer más